Leer es pasión...

En cada día de mi vida he experimentado diversas sensaciones, dolor, amor, amistad, respeto, odio y muchas que quizás son comunes durante la adolescencia, sin embargo no hay nada que me aparte de dos sentimientos que siempre estarán calados en las más sensibles fibras de mi castaña piel: el amor y la pasión por la lectura. El amor por un lado por ser el único sentimiento que te hace feliz a la vez que te hace sufrir, cuando amas con todas tus fuerzas puedes estar segura que te deparará un sufrimiento devastador, sin embargo al final podrás sentir satisfacción al saber que has amado. Pero la lectura es diferente, no siempre puedes disfrutar de algo que no te exija mucho a cambio; cuando lees tu imaginación viaja más allá que en cualquier otro momento, es un momento íntimo, en el que solo tu alma y tu imaginación están conectados, no hay intrusos, solo la sensación de que vives una vida diferente porque sientes que vives lo que lees.
Sí, leer es pasión y la mayor pasión sin reproches que hay en el mundo es LEER....

lunes, febrero 17, 2014

La gente feliz lee y toma café de Agnès Martin-Lugand

A pesar de sus escasas 120 puntuaciones en la red social de lectores Goodreads, el libro de la autora Agnès Martin-Lugand parece estár en todos los blogs literarios, ¿Quiénes de ustedes lo ha leído?
Este libro puede ser de 2 clásicos tipicos: Un libro del que todo mundo habla que es una verdadera joya por descubrir o bien es un verdadero fiasco.
Creo que lo descubriré leyéndolo para celebrar los 50 años de Editorial Alfaguara además de que aún si el libro no me gusta por lo menos el título es una de esas verdades que no puedes negar, quienes leemos somos felices y por lo general quienes leemos amamos el café o el té...


La gente feliz lee y toma café

Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.

Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, critica, despotrica, enójate, expresate como desees!!...

Related Posts with Thumbnails